Archivos de la categoría Ansiedad Profunda y Depresión

Descubren dos genes clave de la depresión

 

Retratos de ADN

Hasta ahora no se conocían los fundamentos biológicos de la depresión clínica o trastorno depresivo mayor.Las causas genéticas de la depresión han acompañado siempre al ser humano a lo largo de su evolución, sin embargo, hasta ahora se desconocían los fundamentos biológicos exactos de su vertiente más severa: la depresión clínica. Ahora, un equipo de científicos de China, Dinamarca, Alemania, Japón, Arabia Saudita, Reino Unido y Estados Unidos, coordinados por el experto Jonathan Flint de la Universidad de Oxford (Reino Unido) ha conseguido arrojar algo de luz sobre este trastorno mental tan desconocido y a la vez tan frecuente en nuestra sociedad. Investigaciones anteriores ya habían sugerido que la genética tiene un papel importante sobre el riesgo de sufrir depresión, pero a la hora de presentar datos que confirmen esta hipótesis, los resultados han sido bastante infructuosos en la asociación genética-depresión. Sigue leyendo Descubren dos genes clave de la depresión

Alucinógeno llamado psilocibina cura la ansiedad y la depresión. . . . .

Una sola dosis del alucinógeno psilocibina cura la ansiedad y la depresión    La psilocibina es la sustancia activa de los hongos mágicos y  tiene un gran potencial para tratar adicciones y otros problemas psicológicos.

ANSIEDAD

Ya se había demostrado previamente que la psilocibina tiene una efectividad del 80% como tratamiento para dejar de fumar, un 50% más que cualquier otro método conocido hasta la fecha. También se está investigando para aliviar el dolor en pacientes terminales y ahora la Universidad Johns Hopkins de Baltimore ha dado a conocer un nuevo estudio con 79 enfermos de cáncer que ha probado que una sola dosis de psilocibina puede aliviar la depresión y la ansiedad al menos durante seis meses.

En la investigación, los pacientes recibieron una dosis mínima de control y una dosis alta. Los resultados mostraron que seis meses después el 78 % de ellos estaban menos deprimidos de lo que habían estado según una evaluación clínica y el 83 % menos ansiosos. El 65 % se había recuperado casi completamente de la depresión y el 57 % de la ansiedad. Por comparación, los antidepresivos solo han ayudado al 40 % de los pacientes con cáncer, una cifra similar al placebo. Tras seis meses, dos tercios de los enfermos creían que esta experiencia había sido una de las cinco más significativas de su vida y atribuían los beneficios a haber encontrado un significado a la existencia.

Los científicos aún no saben bien cómo produce la psilocibina estos cambios en el cerebro. Quizá no surja de un mecanismo neural propiamente sino que es un beneficio atribuido a un cambio de actitud y significado, como una operación mental. Hará falta repetir estos experimentos con pacientes que no tienen cáncer, pero aunque el nivel de efectividad podría disminuir, es muy probable que la psilocibina supere en efectividad a los antidepresivos, lo cual es una amenaza para las farmacéuticas, ya que esta sustancia provee beneficios con una sola dosis. El problema, según los autores del estudio Jeffrey Lieberman y Daniel Shalev, es que las leyes actuales dificultan la investigación con psilocibina.

Fuente. Julio Otero

Identifican las células de la ansiedad en el cerebro

Un equipo de neurocientíficos del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia y la Universidad de California, San Francisco (EE. UU.) ha logrado identificar las ‘células de la ansiedad’ ubicadas en el hipocampo del cerebro, pudiendo no solo regular la ansiedad y el comportamiento asociado a esta, sino controlarlas mediante luz (optogrnética), al menos, en ratones.

Los hallazgos, hasta ahora demostrados en experimentos con ratones de laboratorio, podrían ofrecer un rayo de esperanza para millones de personas en todo el mundo que experimentan trastornos de ansiedad como la fobia social o el Trastorno Obsesivo compulsivo (TOC), al generar nuevos fármacos que silencian este desasosiego controlando ciertas neuronas.

“Queríamos entender dónde está codificada la información emocional involucrada en la sensación de ansiedad en el cerebro”, comenta el neurocientífico Mazen Kheirbek, coautor del trabajo.

Para averiguarlo, el equipo usó una técnica llamada imagen de calcio, insertando microscopios en miniatura en el cerebro de ratones de laboratorio para registrar la actividad de las células en el hipocampo a medida que los animales se abrían paso alrededor de un recorrido en la jaula. Sin embargo, la jaula del experimento no era una jaula ordinaria. Los científicos construyeron laberintos especiales donde algunos caminos conducían a espacios abiertos y plataformas elevadas, ambientes expuestos que inducen ansiedad en los ratones, debido a la vulnerabilidad creciente a los depredadores. Sigue leyendo Identifican las células de la ansiedad en el cerebro