Imágenes

El hombre que un día despertó y no reconoció a su esposa

La historia del hombre que un día se despertó y no reconoció a su esposa

Adam y Raquel Gonzales habían estado juntos cinco años cuando una mañana de septiembre de 2016, él se despertó una mañana sin tener idea de quién era ella.  Había perdido todos los recuerdos del matrimonio. Pero Raquel estaba decidida a conquistarlo nuevamente. Adam no sabía dónde estaba, ni qué año era, ni siquiera cómo se llamaba. Y mucho menos, quién era esa mujer que lo miraba preocupada. Una vez que Raquel le hubo asegurado que esa era su casa, que ella era su esposa y que tenían tres hijos en común. Adam comenzó a llorar. De inmediato, ella lo llevó al hospital, pero antes, tuvo que indicarle dónde se encontraba su ropa.

Raquel era doblemente paciente con su esposo, puesto que sabía que la falla en la memoria de su marido tenía un precedente, después de vivir una relación traumática. Al terminar una la relación anterior, su ex mujer trató de matarlo estrangulándolo con un cable eléctrico. Según le cuenta a la BBC, murió tres veces de camino al hospital, aunque fue resucitado por paramédicos cada vez. Estuvo en coma cuatro meses y cuando despertó no sabía quién era.

La cuestión es que pasó un año en el hospital, aprendiendo cómo caminar y hablar de nuevo. Pero los recuerdos de su vida pasada no regresaron. Incluso había olvidado a sus hijos. Tanta era su angustia por no poder recordar su pasado, que decidió mudarse a otra ciudad y comenzar de nuevo. Se mudó a Phoenix, Arizona, con sus hijos y se convirtió en entrenador personal. Fue allí donde conoció a Raquel, quien también tenía una hija. Posteriormente, se casaron y formaron una hermosa familia ensamblada. Pero todos los recuerdos de los cinco años que Adam y Raquel pasaron juntos desaparecieron esa mañana de septiembre de 2016.Mientras Adam estaba en el hospital, llamó a la única persona en la que sabía que podía confiar: su madre. Ella le aseguró que él estaba enamorado y por eso se casó con Raquel. “Ella te ama. Tienes mi bendición”, le dijo su madre. Así que comenzó a confiar en ella y con el tiempo comenzó a enamorarse nuevamente, lentamente. Sin embargo, pasaron momentos difíciles. Incluso hubo momentos en los que él pensó que nada tenía sentido y que sería mejor que se distanciaran. Los niños también pusieron su granito de arena para ayudar a su padre a reencauzar su vida. Entonces, de repente, un día de diciembre de 2016, tres meses después de su ataque de amnesia, Adam se despertó y habló con Raquel con ese tono familiar de amor en su voz. Había recuperado la memoria, aunque no en su totalidad. Hay muchos recuerdos que perdió, como por ejemplo, el día de su boda. Pero el matrimonio se fortaleció pese a las dificultades. Al parecer, el amor de Adam y Raquel es a prueba de olvido.

Fuentes BLes Inspirador.

L. A

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetos que atraen mala energía

Objetos que no nos agradan que nos han regalado como herencia

– Es muy común que en algún momento de nuestra vida recibamos objetos que no son de nuestro agrado, que nunca los pedimos pero sentimos una especie de “obligación moral” de conservarlos. Lo mejor es regalarlos o donarlos, para que la energía de nuestro hogar se renueve.

– Objetos rotos que seguimos usando

Frecuentemente seguimos usando objetos rotos, como vasos, platos, etc, que se encuentran rotos y por un tema de “cariño” hacia ellos, no nos atrevemos a deshacernos de los mismos. Los objetos rotos han perdido su integridad energética y lo mejor es NO conservarlos, y mucho menos seguirlos usando. No se rodee de objetos destruidos, llene su hogar de elementos sanos y con buena energía.

L.A

Como puede afectarnos llevar el nombre de un antepasado-?

Si te llamas igual que tu padre, madre, hermano fallecido o llevas el nombre de un antepasado, quizás estés cargando con el peso de su vida sin saberlo. Pero, ¿de que se trata todo esto?, para Alejandro Jodorowsky, chileno de origen judío y reconocido escritor además de psicoterapeuta, explica sobre la carga que lleva un nombre, tema inmerso en la teoría de las constelaciones familiares.

Para muchas familias poner el nombre de un familiar, del padre o abuelo es un honor y una tradición para muchas familias que actúan como clanes. En el inconsciente, por ejemplo, llevar el nombre del padre habla de la necesidad de integración al nuevo miembro a través de este acto, así como también una forma de recordar a quienes fueron o son importantes en nuestra vida. Pero para Jodorowsky, ponerle el nombre de un antepasado a un recién nacido, trae consigo una serie de cargas.
“Cuando bautizamos a un hijo debemos saber que junto con el nombre le pasamos una identidad. Evitemos por tanto los nombres de los antepasados, de antiguos novios o novias, de personajes históricos o novelescos. Los nombres que recibimos son como contratos inconscientes que limitan nuestra libertad y condicionan nuestra vida…”

¿Cuál es concretamente el efecto de repetir los nombres?

El psicoterapeuta indica el peligro de este acto, ya que los nombres actúan como fotocopias y al ser repetido se devalúa y pierde fuerza. Además de mencionar que en la repetición está el riesgo de ser un “árbol que da frutos o bien plantas venenosas”.
Para entender mejor su teoría hay que explicar que los nombres tienen una vibración o fuerza. Si ponemos el nombre de un hermano muerto a un bebé, estamos en realidad dejando en el recién nacido la carga de ser como aquel hermano. Además si el nombre que ponemos tiene una historia de depresión sumamos esa carga a la nueva persona.
Para Jodorowsky, la elección del nombre para el bebé es algo que debe llegar a ambos padres de manera intuitiva; no ser repetido, sino darle la oportunidad de comenzar algo nuevo. No obstante, también entrega pautas de cómo mejorar esta situación para quienes ya están con este problema y sienten que están repitiendo la misma historia. Si el nombre que tenemos trae consigo una carga demasiado fuerte lo ideal es atreverse a cambiarlo, o bien, usar el segundo nombre. De esa manera reducimos los riesgos de llevar con nosotros una carga o repetir la historia vivida por nuestros antepasados.
 
 

 

http://sincro-destino.com/

El Ajo territorio inhóspito para bacterias y microorganismos

Cómo-Hacer-Miel-De-Ajo-Medicinal-El-Antibiotico-Más-Poderoso-De-Tu-BotiquinEl ajo, esta planta de las liliáceas, es uno de los ingredientes más populares en la gastronomía mundial.

El ajo, esta planta de las liliáceas, es uno de los ingredientes más populares en la gastronomía mundial. No sólo se trata de un condimento delicioso, también de un alimento con múltiples beneficios para la salud. Gracias a sus propiedades, esta planta es usada para aliviar los síntomas de numerosas dolencias, tales como enfermedades respiratorias y cardiovasculares, artritis, cáncer y diabetes.

Por otro lado, la miel posee una composición química que no sólo la mantiene fresca indefinidamente sin echarse a perder, también la convierte en un territorio inhóspito para bacterias y microorganismos. Gracias a ello, la miel se ha utilizado como remedio medicinal durante milenios.

¿Qué pasaría si se juntan ambos ingredientes para consumirse a diario? Basta con reunir la miel y el diente ajo picado, colocarle una tapa y ponerlo en un lugar oscuro durante una semana. Puedes ingerir una cucharada, solo o diluido en agua tibia antes de desayunar, durante siete días seguidos; después, descansa un par de semanas y retoma la rutina. Conserva la mezcla a temperatura ambiente.

Cuales son los efectos de esta mezcla sobre nuestro organismo ?

Los siguientes:

Mejora la circulación sanguínea y disminuye la presión arterial. Los compuestos azufrados del ajo y los nutrientes de la miel, ejercen un efecto anticoagulante y tonificador de las venas, evitando la formación de trombosis y várices.

Controla el colesterol malo. La alicina del ajo desintoxica la sangre, elimina el exceso de colesterol y regula los triglicéridos.

Reduce la inflamación. Tanto el ajo como la miel disminuyen la inflamación, pues actúan como desinflamantes de artristis, retención de líquidos y trastornos musculares.

Fortalece el sistema inmunitario. Gracias a las propiedades antifúngicas y antimicrobianas del ajo y la miel, estos ingredientes forman un gran apoyo al sistema inmunitario. Ambos incrementan la respuesta contra virus, bacterias y patógenos.

Elimina la tos. Siendo de origen bacteriano o viral, la combinación de la miel y el ajo calma la sensación de irritación de la garganta; además, tiene un efecto expectorante que estimula la eliminación de las flemas.

Reduce los síntomas de gripas y resfriados. Las propiedades de ambos eliminan al virus, estimulando la actividad de los anticuerpos que se encargan de proteger las vías respiratorias.