Archivo de la etiqueta: Aire fresco

El mes de Julio y sus Energías

Este mes, cuando el Sol se pasea por la constelación del Cangrejo sagrado, lo que comenzó el 21 de Junio, es bueno recordar el mito de esta criatura, que en la Mitología griega aparece relacionado con Hércules, en su camino a matar la Hidra, ese animal de muchas cabezas en forma de serpientes, que aterrorizaba la gente de Lerna. Tan terrible animal fue creado por Hera, la mujer de Zeus, quien odiaba a Hércules por ser hijo de su marido, pero no de ella. Curiosamente, el nombre Hércules significa la  “gloria de Hera”. Cuando éste se encontraba en plena lucha con la Hidra, Hera le envía un cangrejo gigante, que muerde los talones del héroe, debilitando así su intención de vencer el monstruo de Lerna. Pero como Hércules era realmente un fuerte héroe, aplastó el cangrejo con sus pies y terminó matando la Hidra. Hera se apiadó del fiel cangrejo y lo envió a los cielos para la eternidad, convirtiéndole en la constelación del signo de Cáncer. Me gustaría llamar la atención al hecho que este cangrejo creado por Hera, iba en una “misión” a debilitar el “héroe”, al servicio de lo femenino (Hera). Si tenemos en cuenta que en todas la misiones o 12 labores de Hércules, el héroe sale a matar alguna bestia. La bestia, como símbolo de nuestra parte más instintiva, más oscura, menos consciente, en resumen, más en contacto con lo instintivo y/o intuitivo, que lo mental. Todo aquello que nos une a la Naturaleza, a la Diosa. El “Héroe”, Hércules, representa esa porción de nuestra psique, que lucha contra ello. Cáncer siendo el primer signo de Agua, moviliza, nos pone en contacto, con esa parte de la naturaleza humana, que está más cerca del mono, que de Einstein. Cáncer es famoso por sus cambios de humor, por la inhabilidad de manejar esos “moods”, especialmente en la primera parte de su vida. 

Sigue leyendo El mes de Julio y sus Energías

CUENTO: A la deriva DE Horacio Quiroga

El hombre pisó algo blanduzco, y en seguida sintió la mordedura en el pie. Saltó adelante, y al volverse con un juramento vio una yararacusú que arrollada sobre sí misma esperaba otro ataque.El hombre echó una veloz ojeada a su pie, donde dos gotitas de sangre engrosaban dificultosamente, y sacó el machete de la cintura. La víbora vio la amenaza, y hundió más la cabeza en el centro mismo de su espiral; pero el machete cayó de lomo, dislocándole las vértebras.El hombre se bajó hasta la mordedura, quitó las gotitas de sangre, y durante un instante contempló. Un dolor agudo nacía de los dos puntitos violetas, y comenzaba a invadir todo el pie. Apresuradamente se ligó el tobillo con su pañuelo y siguió por la picada hacia su rancho.El dolor en el pie aumentaba, con sensación de tirante abultamiento, y de pronto el hombre sintió dos o tres fulgurantes puntadas que como relámpagos habían irradiado desde la herida hasta la mitad de la pantorrilla. Movía la pierna con dificultad; una metálica sequedad de garganta, seguida de sed quemante, le arrancó un nuevo juramento.Llegó por fin al rancho, y se echó de brazos sobre la rueda de un trapiche. Los dos puntitos violeta desaparecían ahora en la monstruosa hinchazón del pie entero. La piel parecía adelgazada y a punto de ceder, de tensa. Quiso llamar a su mujer, y la voz se quebró en un ronco arrastre de garganta reseca. La sed lo devoraba.—¡Dorotea! —alcanzó a lanzar en un estertor—. ¡Dame caña!Su mujer corrió con un vaso lleno, que el hombre sorbió en Sigue leyendo CUENTO: A la deriva DE Horacio Quiroga

‘Shinrin –Yoku’

Un baño de bosque’, la técnica japonesa que aniquila el estrés

‘Shinrin –Yoku’ es el término que designa una nueva actividad: caminar por la naturaleza con los cinco sentidos. Una técnica nacida en Japón que promete hacernos más saludables, creativos y felices.

No sería muy raro que en futuro no muy lejano fuéramos al médico y este nos prescribiera paseos por el campo de dos a tres veces por semana, de una duración aproximada de una hora, durante tres meses y que nos citara después, para comprobar los resultados. Es probable que este tratamiento fuera para bajar la presión sanguínea, para combatir el estrés o como ayuda, si estamos luchando contra el cáncer. Sin medicinas ni coste alguno a la Seguridad Social. Sigue leyendo ‘Shinrin –Yoku’