8bf7f7cee9ddd45a853100aacdb0729d

Obsesión sin límites termina con HOMICIDIO escabroso

Una pareja asesina a su niñera francesa por una extraña obsesión

En Reino Unido, una pareja delirante ha sido declarada culpable de asesinar a su niñera francesa por una extraña obsesión con un exintegrante de la banda de pop Boyzone. Sabrina Kouider y Ouissem Medouni, de 35 y 40 años respectivamente, crearon una retorcida fantasía en torno a la estrella musical Mark Walton y acusaron a Sophie Lionnet de ser su cómplice. Kouider se derrumbó en un mar de lágrimas cuando el presidente del jurado anunció los veredictos, mientras que Medouni agachaba la cabeza. – Sophie Lionnet fue asesinada en septiembre del año pasado. La madre de Lionnet, Catherine Devallonne, también lloró cuando el juez Nicholas Hilliard QC dijo estar seguro de que las acusaciones contra su hija “no eran en absoluto ciertas”. En las semanas previas a su muerte en septiembre del año pasado, la pareja golpeó, no le dio de comer y torturó a la au pair de 21 años sumergiéndole la cabeza en el agua hasta que confesara.

Tras asesinarla en el baño, la pareja la arrojó a una hoguera en el jardín de su casa cerca de Wimbledon, suroeste de Londres, mientras al lado asaban pollo a la parrilla. Cuando los vecinos alertaron a los bomberos de que había humo con un fuerte olor, Medouni intentó hacer pasar los restos carbonizados por cordero. Y Kouider le afirmó a la policía que Lionnet había escapado con Walton en un intento de incriminarlo por su desaparición.Un retrato judicial de Ouissem Medouni, izquierda, y su pareja Sabrina Kouider, quienes asesinaron a la niñera francesa Sophie Lionnet en el baño de su casa. Los acusados admitieron más tarde haberse deshecho del cuerpo pero negaron haber asesinado a Lionnet, y se culparon mutuamente de su muerte. Un jurado de Old Bailey los halló culpables de asesinato tras un juicio de dos meses en lo que ha sido descrito como un caso que supera la ficción. Los padres de Lionnet viajaron desde Francia para ver las perturbadoras pruebas del caso a medida que iban apareciendo. El tribunal oyó cómo la diseñadora de moda Kouider estaba obsesionada con su exnovio Walton. Tras su separación luego de dos años de relación, Kouider lo denunció a la policía más de 30 veces y recibió una advertencia por etiquetarlo como pedófilo en un perfil falso de Facebook. También lo acusó de abusar sexualmente de un gato, de hacer magia negra y de contratar un helicóptero para espiarla. Walton, que vive en Los Ángeles, testificó que había estado “enamorado” de Kouider, pero que ella se había vuelto “loca” sin razón. – La madre de Lionnet, Catherine Devallonne, y su padre Patrick Lionnet fuera del juzgado de Old Bailey. Otro exnovio llamado Anthony Francois la describió como una persona “lunática, variable e inestable”. Esta madre de tres hijos inventó una fantasía en la que Walton era un malvado villano que sedujo a Lionnet con sexo y promesas de estrellato en Hollywood. Banker Medouni creyó fervorosamente la paralela y retorcida realidad de Kouider, y ambos interrogaron durante horas a Lionnet para llegar a “la verdad”. Los miembros del jurado escucharon más de ocho horas de grabación en las que Lionnet fue abofeteada, comparada con un colaboracionista de los nazis y calificada por sus torturadores como “peor que una asesina”.Kouider, quien afirmó conocer a gente importante, como por ejemplo el presidente de Estados Unidos Donald Trump, amenazó con encerrarla e incluso llevarla a la comisaría de policía La angustiada madre de la víctima le había suplicado a Kouider que enviara a su hija de vuelta a casa, pero ella se negó. En sus últimos días, a Lionnet le dieron tantas descargas con un cable eléctrico que le quebraron cinco costillas y el esternón. En una “confesión” filmada, la joven, escuálida y quebrada, admitió haber drogado a Medouni para que Walton pudiera abusar sexualmente de ella. En cuestión de horas, ella estaba muerta

De acuerdo a Kouider, Medouni la torturó en el baño, luego le pidió tener sexo mientras el cadáver yacía a su lado. Le dijo lo siguiente a los miembros del jurado: “Él le metía la cabeza bajo el agua y a veces le ponía una toalla mojada en la boca. Se estaba volviendo loco”. Antes del proceso judicial, Medouni afirmó que Lionnet murió por accidente después de que la golpeara durante un interrogatorio en el baño. Se ofreció a reconocer el homicidio pero luego se retractó de su confesión, alegando que lo hizo para proteger a su esposa, quien había sido diagnosticada con un trastorno límite de la personalidad. En su testimonio, Medouni afirmó que su esposa lo había despertado en un estado en el que decía “¿qué he hecho, qué he hecho?”. Quedó impactado al encontrar a Lionnet inconsciente en el baño e intentó revivirla, afirmó. Dijo que Kouider se negó a llamar al 999 y que, en lugar de ello, “la quemaría”. Un testigo presente en la casa, que no puede ser identificado por razones legales, situaba a los acusados en el baño junto a Lionnet la noche de su muerte. Describió cómo escuchó a Lionnet gritando y chapoteando en la bañera mientras le decían “respira “El fiscal Richard Horwell QC le dijo al jurado que ninguno de los dos estaba dispuesto a admitir la verdad, que la habían matado por “venganza y castigo”. Dijo que su obsesión “insana, miope, absolvedora y sin fundamento” con Walton les había nublado la razón y convirtieron a su niñera en un “ser algo inferior a un humano”. Se espera que el juez dicte la sentencia impuesta a la pareja el 26 de junio en el tribunal de Old Bailey.

Redactora Sara c Nelson

Noticias Internacional. 1:18 PM GMT-3 Redacciones  Rebl on Tumblr.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *