Sy1RG6dHf_720x0__1

Mantras hindúes para calmar la mente

¿qué es un mantra?

Palabras sagradas utilizadas en la práctica de la meditación para anclar mente y evitar la desconcentración

Dentro de la práctica de la meditación es habitual utilizar mantras, ya que crean un ambiente apacible y ayudan al meditador a anclar su mente, habitualmente dispersa, en algo concreto y a la vez sagrado en que ocuparse.

Pero, ¿qué es un mantra? Significa “instrumento de protección mental”. En sánscrito “man” significa mente, y “tra”, quiere decir instrumento. En la práctica es una herramienta y un instrumento del pensamiento o de la mente que se utiliza cuando uno desea conectarse con algún aspecto de la divinidad. Como existen mantras en todas las religiones formales e informales, también podría traducirse como oración.
Estas palabras, pronunciadas en un lenguaje sagrado, unen lo humano y lo divino y concentran con fuerza elemental la intención de conectarse, de invocar la ayuda o la presencia de un aspecto de Dios, de la mente iluminada del Buda o el llamamiento a una fuerza sagrada para que nos asista en un momento de necesidad. Los budistas, cristianos y demás dirían que “para que esa fuerza asista necesita que el mantra sea recitado con devoción”. Pero aún sin ella hacen efecto.
Por otro lado, al recitar un mantra activamos nuestra voz, que es nuestro instrumento natural. Al entonarlo creamos un sonido, una vibración en particular que nos armoniza y es de gran ayuda al momento de fijar la mente en una acción, favoreciendo la conciencia plena, la concentración y todos los beneficios que la práctica de la meditación trae.

La música del devenir
Mientras recitamos o cantamos un mantra, nos escuchamos creando nuestro propio cosmos interno. Y en su girar, en esta repetición que es su esencia, sin querer recordamos la naturaleza oscilante y cíclica del universo que nos rodea.
Los mantras pueden recitarse en voz alta, cantando o pensándolos mentalmente. La cantidad de veces recomendada por los maestros hindúes son: 3, 11, 21, 27, 54, o 108 veces (el número de cuentas que tiene un Japamala o rosario hindú) y se puede hacer en cualquier momento y lugar.
Mi experiencia personal tanto en mi misma como cuando “mantreamos” en los grupos de meditación es que por la sola repetición del mantra surgen naturalmente estados de plenitud, de sosiego mental, calma y claridad propicia para la resolución de los problemas.
Suele pasar que a medida que uno se familiariza con los mantras necesita escucharlos, entonces comienza a utilizarlos como música ambiental, esto es genial, ya que limpiamos y armonizamos los ambientes fácilmente.
Mantras utilizados habitualmente en las prácticas de meditación
Los mantras se utilizan para distintos fines desde hace miles de años y podemos cantarlos con clara intención cuando hacen falta. La cantidad de mantras que existen es realmente enorme. Este es un listado de los más populares.
1. Om
Es el mantra primordial, la sílaba semilla que participa de todos los mantras. Rabindranath Tagore dijo: “Om es la sílaba perfecta, que refleja la totalidad de todas las cosas y la palabra simbólica de lo infinito, lo perfecto, lo eterno. Todas nuestras meditaciones comienzan y terminan con ella.” Podemos utilizarla a modo de saludo, reverencia y bendición al mismo tiempo. Recitarlo utilizando el ritmo natural de la propia respiración, dejando que el sonido se extienda a lo largo de una exhalación completa, repitiéndolo el tiempo que queramos nos abre a una experiencia meditativa instantáneamente.
2. Gayatri Mantra
Om Bhur Bhuvah Svah Tat Savitur Varenyam Bhargo Devasya Dhimahi Dhiyo Yo Nah Prachodayat
Este mantra es uno de mis preferidos y uno de los más antiguos de la humanidad. El sánscrito tiene muchas posibles traducciones pero simplemente lo podríamos leer como: “Tierra Cielo Paraíso, dios Sol inteligencia adorable, en tu luz medito, nos alegramos de estar en tu luz.”
Esta es la pronunciación correcta para recitarlo: om bur buváj suá, tat savitúr váreniam, bargo devásia dímaji, díio io naj prachodáiat. Por su significado es un mantra poderoso que puede utilizarse tanto como protección como para entrar en estados ampliados de la conciencia.
Om Gum Ganapataye Namaha
En muchas casas y disfrazado de elefante habita Ganesha, dios de la abundancia, a quien por generaciones en Occidente le pusieron un billete en la trompa. Es reverenciado en la India como uno de los dioses más populares. Fantástico, con su cabeza de elefante y cuerpo de humano, Ganesha, el hijo de Shiva, dios de todas las multitudes y elementos, es invocado cada vez que aparece un obstáculo. Utilizando este mantra de reverencia o salutación le pedimos asistencia para correr los obstáculos en cualquier ámbito de la vida y generar éxito y abundancia. Su pronunciación correcta es om gan ganapataiei namaha.
4. Om namah shivaya
Es el mantra de saludo o invocación al dios Shiva, quien muchas veces se representa bailando. Él es el creador, destructor y regenerador del Universo. Su danza simboliza el movimiento del cosmos, con todos sus cuerpos celestiales y leyes naturales que tanto se complementan y se balancean entre el bien y el mal. Era llamado también “puro” o “aquel que purifica mediante la mención de su nombre” y lo que purifica es al ser mismo ya que lo libra de los aspectos ilusorios del ego permitiendo así revelar nuestra verdadera naturaleza interna. Podemos utilizar este mantra cuando no estamos seguros de cuál es la realidad o la correcta dirección que tenemos que tomar, ya que la traducción podría ser: “yo saludo al fundamento de mi conciencia” o “yo saludo a mi conciencia fundamental”. Su pronunciación correcta es: om nama shivaia.
5. Om shanti om
Este es el mantra de la paz en el hinduismo, una fórmula súper simple pero poderosa. Formado con la palabra “shanti” que significa paz y dos veces el potenciador sonido sagrado om. Se puede utilizar cuando necesitamos crear paz en alguno de los niveles de nuestro ser: cuerpo, emoción o mente. Podemos repetir tres veces “shanti” específicamente con la intención de pacificar y elevar el nivel de conciencia. O cuando meditamos, para lograr un estado de relajación profunda, o antes de ir a dormir para tener un descanso celestial.
6. Hare Krishna
Este es uno de los mantras mas conocidos, popularizados por el beatle George Harrison en su tema My Sweet Lord (“Mi dulce Señor”) donde entonaba el mantra junto con la palabra “Aleluya”, con la clara idea de mostrarle al mundo que ambas son sagradas. El significado de este mantra es una invocación y saludo a la conciencia de Krishna encarnada en Rama, que es la deidad protectora de los indios. Rama representa la encarnación del amor, la paz y la dulzura. Al recitarlo nos conectamos con el placer de su existencia amorosa y nos brinda con su enorme energía espiritual protección al alma.
7. So ham
Otro mantra muy simple y conocido que se utiliza muchísimo en meditación, la primera traducción podría ser: “yo soy” . Esta afirmación no está hablando del ego, de ese que pensamos que somos, sino de la parte eterna que somos, el espíritu. En su origen el que habla es Brahma, otra traducción sería: “yo soy Brahman”. Inhalar So y exhalar Ham abre la conciencia a lo eterno.
8. Sat Nam
Este es uno de los muchos mantras que se utilizan en Kundalini Yoga. Es muy sencillo y fácil de recordar y significa “llamo a la verdad” o “la verdad es mi identidad”. Igual que con So Ham, se puede respirar inhalando Sat y exhalando Nam para mejorar las prácticas de meditación.
Todo lo que existe vibra y produce sonido e interactúa en el espacio tiempo. Usando el sonido correcto modificamos nuestro estado. Y viendo que el cosmos entero suena, cada estrella, cada planeta hace su sonido, pienso que es probable que hasta nuestro propio nombre sea un mantra. De alguna forma somos un sonido expresándose y siendo dentro de los sonidos del Universo.
* Por Mónika Correia Nobre, astróloga, instructora de meditación y fundadora de Astroflor Escuela de Antakarana.
clarin.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *