Objeto que atraen mala energía 2

– Coleccionar caracoles de mar

Los caracoles de mar son muy bonitos, pero son “objetos” con malas vibraciones al usarlos como adornos en nuestros ambientes, ya que son esqueletos de animales muertos y acumulan energía estancada.

– Flores que se han marchitado

Cuando las flores se marchitan, dejan de transmitir energía vital, cuando esto sucede es mejor reemplazarlas por otras flores frescas.

L.A

Objetos que atraen mala energía

Objetos que no nos agradan que nos han regalado como herencia

– Es muy común que en algún momento de nuestra vida recibamos objetos que no son de nuestro agrado, que nunca los pedimos pero sentimos una especie de “obligación moral” de conservarlos. Lo mejor es regalarlos o donarlos, para que la energía de nuestro hogar se renueve.

– Objetos rotos que seguimos usando

Frecuentemente seguimos usando objetos rotos, como vasos, platos, etc, que se encuentran rotos y por un tema de “cariño” hacia ellos, no nos atrevemos a deshacernos de los mismos. Los objetos rotos han perdido su integridad energética y lo mejor es NO conservarlos, y mucho menos seguirlos usando. No se rodee de objetos destruidos, llene su hogar de elementos sanos y con buena energía.

L.A

El Holocausto. Breve síntesis de una de las guerras más sangrientas de la Humanidad

Acontecimientos Básicos del Holocausto

Proveer una visión general sobre el Holocausto es un tremendo desafío. Los acontecimientos del Holocausto fueron tan espantosos que un análisis de cada uno de los aspectos del terrible sufrimiento del pueblo judío durante esos años puede llenar muchos volúmenes. Probablemente sea imposible enumerar las variadas formas de tortura y finalmente del asesinato a sangre fría que soportaron los judíos de Europa. En consecuencia, la misma brevedad que requiere una visión global sobre el Holocausto lo convierte en un vehículo poco adecuado para transmitir la realidad y la magnitud de lo que ocurrió durante esos años. Sin embargo, podemos distinguir un número de categorías principales de la persecución que tuvo lugar en esa época, lo cual logra apenas insinuar los terribles horrores que el pueblo judío sufrió en manos de los nazis. 1. “Sobre el Holocausto” yadvashem.org – La atrocidad de los crímenes nazis El Holocausto fue el asesinato de seis millones de judíos por parte de la Alemania nazi. Si bien la persecución nazi contra los judíos comenzó en el año 1933, el asesinato en masa tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial. A los alemanes y a sus cómplices les llevó cuatro años y medio asesinar a seis millones de judíos. Su mayor eficacia la lograron entre los meses de abril y noviembre de 1942; doscientos cincuenta días en los cuales asesinaron aproximadamente a dos millones y medio de judíos. Ellos nunca manifestaron alguna limitación, solamente comenzaron a bajar el ritmo cuando comenzaron a quedarse sin judíos a los cuales poder matar y sólo dejaron de hacerlo cuando los Aliados los vencieron. No había escape. Los asesinos no estaban conformes con destruir las comunidades,

Momentos Claves de la Historia Judia

Rastreaban a cada judío oculto y cazaban a cada fugitivo. El crimen de ser judío era tan terrible que cada uno de ellos debía morir: los hombres, las mujeres, los niños; los que estaban comprometidos con la causa, los desinteresados, los apostatas; los sanos y creativos, los enfermos y los perezosos… todos debían sufrir y morir, sin ningún indulto, sin esperanza, sin que existiera la posibilidad de alguna amnistía, sin oportunidad de que existiera algún alivio. La mayoría de los judíos de Europa ya habían muerto para el año 1945. Una civilización que había florecido durante más de dos mil años ya no existía. Los sobrevivientes – uno de un pueblo, dos de otro- aturdidos, consumidos, desconsolados más allá de toda medida, reunieron las sobras de su vitalidad y las chispas remanentes de su humanidad, y comenzaron a reconstruir. Nunca buscaron hacer justicia con sus torturadores… Por que ¿qué justicia podía llegar a lograrse después de semejante crimen? Más bien se dedicaron a reconstruir: nuevas familias que vivirían para siempre bajo la sombra de aquellos que ya no estaban; nuevas historias de vida, siempre deformadas a causa de las heridas; nuevas comunidades, eternamente angustiadas por la pérdida.

El Holocausto:

La Destrucción de los Judíos de Europa 1933-1945,

Shocken Books, página 5 – Experiencias de los judíos a lo largo de Europa en el Holocausto. Siendo al principio víctimas de la propaganda nazi, finalmente los judíos de Europa se convirtieron en las víctimas de la más atroz máquina asesina de la historia. Un implacable proceso de persecución, segregación y deportación hacia los campos de exterminio cobró la vida de casi seis millones de judíos, de los cuales un millón y medio eran niños. Con ellos pereció una singular civilización religiosa e intelectual, así como las inmensas contribuciones a la vida europea en general. En Alemania, el descenso de la persecución hacia la muerte llevó varios años. En los países occidentales invadidos por Alemania, el proceso fue mucho más rápido. Pero en Europa Oriental, donde se encontraban concentradas las mayores masas de judíos, el proceso tuvo la mayor velocidad y fue posibilitado por la intensificación del ritmo de la guerra. Parte A. Alemania Antes de la Guerra – Hostilidad y Humillación Antes de que comenzara la violencia misma en contra de los judíos, éstos ya habían comenzado a ser sumamente perseguidos. La estrategia de Hitler comenzó con un boicot a los comercios de propietarios judíos y con el establecimiento de leyes intensamente antisemitas.

1. Eric A. Johnson,

El Terror Nazi, Basic Books, página 90 – El comienzo del fin. Entre el boicot a los judíos de abril de 1933 y el establecimiento de las infames Leyes de Nuremberg en septiembre de 1935, se decretó un gran cuerpo de legislación antisemita que sirvió para destruir todavía más las posibilidades económicas de supervivencia de los judíos, para excluirlos de la comunidad alemana de manera global y para convencerlos de que abandonaran el país. 2. Ibíd., página 104 – reportó a Roma que los judíos eslovacos estaban siendo sistemáticamente deportados y enviados a campos de exterminio. En octubre de 1941, el Asistente en Jefe de la delegación de los Estados Unidos en el Vaticano, Harold Tittman, le pidió al Papa que condenara las atrocidades. La respuesta fue que la Santa Sede La Historia del Holocausto I 19 Momentos Claves de la Historia Judia deseaba permanecer “neutral” y que condenar las atrocidades tendría una influencia negativa sobre los católicos que se encontraban en zonas que estaban bajo el dominio alemán. A finales de agosto de 1942, después de que hubieran sido asesinados más de doscientos mil judíos ucranianos, el arzobispo metropolitano de Ucrania Andrej Septyckyj escribió una larga carta al Papa refiriéndose al gobierno alemán como un régimen de terror y corrupción, más diabólico que el de los bolcheviques. El Papa le respondió citando versículos de los Salmos y aconsejándole a Septyckyj “soportar la adversidad con serena paciencia”. El 18 de septiembre de 1942, Monseñor Giovanni Battista Montini, el futuro Papa Pablo VI, escribió: “Las masacres de los judíos alcanzaron proporciones y formas espantosas”. Todavía más, el mismo mes en el cual Myron Taylor, el representante de los Estados Unidos en el Vaticano, le advirtió al Papa que su silencio estaba dañando su prestigio moral, el Secretario de Estado respondió en beneficio del Papa que era imposible verificar los rumores respecto a los crímenes cometidos en contra de los judíos. En enero de 1943, Wladislaw Raczkiewicz, presidente del gobierno polaco en el exilio, le solicitó al Papa que denunciara públicamente la violencia nazi. El obispo Preysing de Berlín hizo lo mismo por lo menos en dos oportunidades. Pío XII se negó a hacerlo. El silencio del Papa no sólo implica que el mismo Vaticano no dio ningún paso para detener el exterminio sino que también ató las manos de otros oficiales católicos. 6. Cardenal Justinian Serédy, jefe de la Iglesia Católica Húngara, citado en “La Iglesia Católica y el Holocausto, 1930-1965” de Michael Phayer, (Bloomington, 2000), página 109 – La influencia del silencio papal. Si su Santidad el Papa no hace nada en contra de Hitler, ¿qué puedo hacer yo con mi jurisdicción más limitada? Maldito sea. El silencio del Papa no puede ser atribuido a una falta de información con respecto a las atrocidades cometidas por los nazis.

El Papa y sus oficiales tenían completa conciencia de la naturaleza de las actividades de los alemanes. Con su silencio, estos oficiales apoyaron los objetivos de Hitler. . Arzobispo Karol Kmetko, respondiendo al pedido del Rab Shmuel David Ungar para que interviniera con el presidente Jozef Tiso, citado en la obra del Rab Mijael Weissmandl, Min Ha-Metzar [en hebreo], páginas 25-26. No se trata simplemente de una deportación de judíos. Allí no van a morir de hambre o a causa de las pestes; allí son asesinados, jóvenes y ancianos, mujeres y niños y éste será su castigo por haber matado a nuestro Salvador.

Abandonados por el Mundo Libre

Además del rol que jugó Alemania y las zonas ocupadas de Europa ayudando a la concreción de los planes de Hitler, es bastante asombroso el alcance de las operaciones de rescate –o más bien la falta de las mismas por parte del bien informado mundo libre (a partir del año 1942). A lo largo de los años de la matanza nazi, los Aliados no ofrecieron ni una sola declaración conjunta condenando la inhumana masacre de los judíos. La declaración de Moscú de 1943 menciona muchos de los crímenes de guerra perpetrados por los alemanes, pero no dedica ni una palabra al terrible sufrimiento de los judíos.

Momenstos  Claves

En 1902, los Estados Unidos consideraron necesario emitir un comunicado del Secretario de Estado John Hay a Rumania, condenando el maltrato a los judíos y afirmando que el gobierno de los Estados Unidos “no puede ser partícipe tácito de semejante injusticia internacional”. En contraste, a pesar de que los judíos en 1942 enfrentaban una suerte mucho peor que la de los judíos rumanos en 1902, el Senado Norteamericano no estuvo dispuesto a aprobar en 1942 un proyecto de ley permitiendo la entrada al país de veinte mil niños judíos de Alemania. Los niños judíos, como tantas otras veces, fueron abandonados a su suerte dejándolos morir. Aparentemente, los estándares morales del Occidente habían empeorado. Uno de los episodios más notorios de la indiferencia norteamericana hacia la causa judía tuvo lugar al negarle el ingreso al St. Louis. Los pasajeros del barco, refugiados judíos, no obtuvieron permiso para desembarcar en suelo norteamericano. Aún peor fue el caso del Struma, cuando Gran Bretaña les negó a sus casi ochocientos pasajeros el permiso de entrada a Palestina; la gran mayoría de esas personas murieron cuando el barco fue torpedeado por un submarino soviético cerca de la costa de Turquía. La indiferencia internacional hacia el sufrimiento judío ya había emergido en 1938, cuando se convocó a la Conferencia de Evian en Francia para analizar la situación de los refugiados judíos que habían abandonado sus hogares para huir de la persecución nazi y se veían obstaculizados por los estrictos cupos de inmigración en los países hacia los cuales habían pensado que podrían escapar. A esta Conferencia asistieron representantes de treinta y dos naciones, pero ninguno de ellos –con excepción de la República Dominicana- estuvo de acuerdo en aceptar más inmigrantes. Por su parte, Australia negó el ingreso a los judíos manifestando que no tenían un problema racial y “no deseaban importar uno”. De esta manera, los judíos no tuvieron la posibilidad de entrar a países en los cuales hubieran podido estar a salvo de los nazis. 1. Rab Michoel Weissmandl, Min Ha-Metzar – La falla de los Aliados para interrumpir los letales transportes. Los alemanes bromeaban con sus auxiliares húngaros y eslovacos diciendo que la manera de asegurar la seguridad de los trenes de municiones era cargar a algunos judíos en el tren y grabar sobre los vagones las palabras: “Transporte de Judíos Hacia los Campos de Exterminio”.

La renuencia de los Aliados por interferir en la sistemática ejecución de la Solución Final, a pesar de tener plena conciencia de los crímenes inhumanos que se estaban cometiendo, fue un factor que contribuyó en gran medida a que el objetivo de los nazis pudiera cumplirse sin complicaciones. Además, a pesar de contar con los medios requeridos para bombardear sitios relevantes, o por lo menos para ayudar a los esfuerzos de la resistencia de los judíos en Europa y Palestina, nunca se ofreció ninguna ayuda. Las consecuencias fueron especialmente graves en el caso de los judíos de Hungría, de los cuales aproximadamente cuatrocientos mil fueron deportados a Polonia en unas pocas semanas entre mayo y julio de 1944. 2. Conclusión de la vehemente y agonizante súplica de ayuda del Rab Weissmandl, la cual fue enviada junto con minuciosos detalles de las deportaciones y de los complejos de exterminio, citado por Lucy S. Dawidowitcz, en Una Lectura del Holocausto, página 321 (Nueva York, 1976). Ahora nos preguntamos: ¿cómo pueden comer, dormir, vivir? ¿Cuán culpables se sentirán sus corazones si fallan en movilizar el cielo y la tierra para ayudar a nuestro pueblo de la única manera disponible y lo más pronto posible?… En Nombre de D’os, hagan algo ahora mismo y rápidamente. En 1944, cuando las cámaras de gas de Auschwitz estaban asesinando entre setenta y ochenta mil judíos húngaros por semana, sin ninguna duda los bombardeos habrían podido ayudar a disminuir el ritmo de los asesinatos de los nazis. Sin embargo, después de analizar el tema en Londres y en Washington, los Aliados no hicieron nada. La Historia del Holocausto I 21 Momentos Claves de la Historia Judia 3. George McGovern, Senador de los Estados Unidos y ex piloto del bombardero B-24 Liberator en diciembre de 1944; citado en el Washington Post, 30 de enero 2005 – Una oportunidad perdida. Sin ninguna duda deberíamos haber intentado… bombardear Auschwitz. Era sumamente posible que pudiéramos llegar a estallar esas vías, haciéndolas desaparecer de la faz de la tierra, interrumpiendo de esa manera el flujo de personas que llegaban a esas cámaras de gases y también habríamos podido derribar esos hornos de gas. Durante esa época hubo individuos, tanto judíos como no judíos, que intentaron salvar vidas judías de la máquina asesina nazi. A algunas de estas personas nos referiremos en la segunda clase de Morashá sobre el Holocausto. Pero es importante señalar que la reacción de prácticamente todos los poderes globales durante esa época fue de completa indiferencia hacia la situación de los judíos de Europa. Parte E. El Horror del Holocausto El nivel de la devastación que tuvo lugar durante el Holocausto no tiene precedentes en la historia. Su barbaridad nos parece imposible, su crueldad absolutamente inhumana. La ideología de la exterminación nazi era clara: simplemente los judíos no eran considerados como seres humanos. Ellos eran representados –a veces visualmente, como por ejemplo en la película propagandística Der Ewige Jude, o en diversos carteles que se difundieron a lo largo de los territorios ocupados de Europa- como alimañas, roedores transmisores de enfermedades que debían ser exterminados por el bien general de la humanidad. El tratamiento a los judíos por los ocupantes nazis, particularmente durante las últimas fases de la guerra, correspondía completamente con esta definición. Incluso en sus comunicados internos, los nazis se referían a sus víctimas judías con una terminología que las deshumanizaba completamente, esencialmente negando su estatus como seres humanos.

1. Carta enviada por Willy Just a Walter Rauff

El 5 de junio de 1942, describiendo las “camionetas especiales” de Chelmno; publicado por Eugen Kogon, Hermann Langbein, y Adalbert Rückerl, “El Asesinato Masivo Nazi”, traducido al inglés por Mary Scott y Caroline Lloyd-Morris, Universidad de Yale (1993), Apéndice 2, páginas 228-235 – “Procesando la carga”. Es necesaria una gran protección para el sistema de iluminación. El enrejado debe cubrir las lámparas con la altura suficiente como para que sea imposible romper las lámparas. Al parecer estas lámparas casi nunca se apagan, por lo cual sus usuarios sugirieron que pueden arreglárselas sin ellas. Sin embargo, la experiencia demuestra que cuando se cierra la puerta posterior y el interior queda oscuro, la carga empuja fuertemente contra la puerta. La razón es que al quedar en oscuridad, la carga se dirige hacia la poca luz que queda disponible. Esto dificulta el momento de bloquear la puerta. También se prestó atención al hecho de que el ruido que se produce al bloquear la puerta está ligado con el miedo que despierta la oscuridad. En consecuencia es necesario mantener las luces encendidas antes de la operación y durante los primeros minutos de la misma. La iluminación también es útil para el trabajo nocturno y para la limpieza del interior de la camioneta. El reporte menciona que desde diciembre de 1941, fueron procesadas 97.000 “piezas”. El tratamiento inhumano a los judíos era prominente en las redadas en Europa Oriental. Las espantosas escenas se repetían en innumerables pueblos. Hombres, mujeres y niños judíos eran atrapados en masa y enviados a destinos desconocidos sin que nunca más volviera a saberse algo de ellos. Se efectuaban búsquedas para localizar a cualquiera que intentara evadir la captura. En todo esto, era evidente la brutalidad de los alemanes.

2. Diario de Mordejai Tenenbaum-Tamaroff, entrada del 13 de febrero de 1943, en Dapim Min Hadleka (Páginas de la Conflagración) (Tel Aviv, 1947), página 24 – Una típica escena de las redadas de los judíos europeos por parte de los nazis. Los alemanes habían culminado la redada. Solamente ahora podíamos verla en todo su espanto. Multitudes de personas desesperadas corrían por las calles llamando a sus seres queridos –corrían y luego caían sobre el pavimento. Desde diversos escondites sacaban bebés muertos. Ellos habían comenzado a llorar mientras los alemanes estaban efectuando la búsqueda y habían sido ahogados para callarlos. Desde todos los rincones se oían sollozos y llantos. La policía efectuaba una ronda por los sótanos y las bodegas removiendo los cadáveres. Las viviendas de aquellos que habían sido llevados para ser exterminados eran clausuradas por la policía. Grandes montañas de cuerpos yacían en el terreno del cementerio. Todos eran enterrados en tumbas masivas. Los alemanes, algunos de ellos oficiales de alto rango que habían sido invitados a observar la masacre, a menudo se impresionaban profundamente ante el espectáculo. 3. Diario del SS Dr. Johann Paul Kremer, 2 de septiembre de 1942. Asistí por primera vez a una Aktion especial, al aire libre, a las tres de la madrugada. En comparación, el infierno del Dante me parece una comedia. ¡No porque sí Auschwitz es conocido como un campo de exterminio! Otros testimonios pueden ser demasiado difíciles como para llegar a imaginarlos. 4. Raul Hilberg, Documentos de la Destrucción (Chicago: 1973), páginas 50-51 – Testimonio de S. Szmaglewska, un guarda polaco de Auschwitz durante el verano de 1944, en los Juicios de Nuremberg. Cuando el exterminio de los judíos en las cámaras de gases se encontraba en su punto cumbre, se emitieron órdenes respecto a que los niños debían ser arrojados directamente dentro de los hornos de los crematorios, o en una fosa cercana al crematorio, sin matarlos primero con los gases… Los arrojaban allí vivos. Sus gritos podían oírse en el campo. La manera despiadada e implacable en la cual los Nazis intentaron concretizar la Solución Final al problema judío es pasmosa. Ésta supera ampliamente cualquier otro concepto anterior de las cruzadas, los pogroms y otros ataques masivos en contra de los judíos. 5. Albert Speer (el único nazi que admitió y manifestó arrepentimiento por sus crímenes en Nuremberg), citado por Hans Knight, “Conversación con Albert Speer,” The Sunday Bulletin/ Discoverer, 21 de julio de 1977, página 9 – Sin precedentes en la historia. Exterminar a un pueblo simplemente porque no te gusta su gente es algo que no puede compararse con ninguna otra cosa en toda la historia. No conozco ningún otro ejemplo de algo así. Parte F. El Holocausto en el Contexto de la Historia Judía Hemos visto que la amplitud de las persecuciones durante el Holocausto probablemente no tienen un paralelo en toda la historia judía, y que el grado de odio y/o apatía demostrado por los nazis, por los otros pueblos europeos y por todo el mundo es algo que está más allá de todo evento natural. Sin embargo, es importante no separar completamente al Holocausto de nuestra comprensión del resto de la historia judía. La Historia del Holocausto I 23 Momentos Claves de la Historia Judia

Si bien el Holocausto fue un capítulo especialmente espantoso de la historia judía, éste también forma parte de una serie de persecuciones y malos decretos que sufrieron los judíos a través de las generaciones. Por lo tanto, si bien por una parte debemos entender la naturaleza extraordinaria del Holocausto, también debemos entender su lugar en los anales de la historia. 1. “Llora Por lo Que te Ha Hecho Amalek: Lamentación y Recuerdo del Holocausto en Nuestra Generación” por el Rab Moshe Lichtenstein, traducido al inglés por Karen Fish – El Holocausto no fue un evento de una vez en la vida; sino que más bien forma parte de la historia de generaciones de sufrimiento judío. En el grado en el cual éste es el caso, debemos sacar otra conclusión: el Holocausto no debe ser considerado como un evento de una vez en la vida que se desvía de los límites habituales de la historia judía. Más bien, debe colocarse dentro de la secuencia continua de la historia judía, con todo el sufrimiento que se fue acumulando a través de las generaciones. De hecho, dicen que el Rab Itzjak Hutner zt”l [de bendita memoria], se negaba a usar el término “el Holocausto (Shoá)” insistiendo en cambio en referirse al mismo como “los decretos (guezerot) de 5699-5705,” puesto que no consideraba al Holocausto como una aberración que se encontrara fuera del marco de la historia judía, sino que lo veía como un eslabón en la cadena de la historia y del sufrimiento judío.

En el verano de 1977, el recientemente electo Primer Ministro Menajem Beguin realizó una visita a los Estados Unidos y visitó a mi abuelo y maestro, el Rab Iosef B. Soloveitchik. En el curso de la conversación, el Rab le propuso al Primer Ministro que Iom HaShoá (el día de recuerdo del Holocausto) fuera anulado como un día separado de duelo y en cambio fuera incluido dentro del marco de Tishá BeAv, tal como es nuestra costumbre con respecto a los mártires de los ataques de los cruzados sobre las comunidades judías de Renania. Apoyando esta sugerencia, él citó una de las Kinot (cánticos fúnebres que se dicen en Tishá BeAv) que recitamos por las víctimas de las Cruzadas (Mi iten Roshi Maim): “No debe agregarse otro momento de quebranto y luto [fuera de Tishá BeAv]; sino que más bien todos los asuntos de duelo comunitario deben ser incluidos en un mismo día de duelo”. Temas Claves de la Sección II: H Sólo una bizarra combinación de diversos factores hicieron que el Holocausto fuera posible en una escala tan espantosa y en semejante magnitud. El primero fue el odio absolutamente irracional de Hitler y del partido nazi hacia los judíos, hasta tal grado que incluso estuvieron dispuestos a dedicar suministros y recursos humanos esenciales para asegurar la destrucción de los judíos a expensas del desarrollo de la guerra. Además, la Solución Final de la Alemania Nazi para el “problema judío” no habría podido tener éxito sin la ayuda de varios otros factores: la colaboración de los gobiernos y de los ciudadanos de Europa, la pasividad de la Iglesia y del mundo libre y la falta de una resistencia organizada, entre otras cosas. H Además, las circunstancias mismas del Holocausto son incomprensibles para la imaginación humana. La aniquilación total de un pueblo a sangre fría, a una escala tan increíble, es algo que no existió nunca en la historia humana. Lo que ocurrió se encuentra fuera de los límites de lo normal y de lo natural. La Historia del Holocausto I Momentos Claves de la Historia Judia 24 Epílogo. La Dificultad para Entender Una pareja de ancianos estaba sentada en una mesa en un bar de Jerusalem, bebiendo café y comiendo torta. Un gato saltó desde el suelo y comenzó a mordisquear la torta. Sorprendida, la mujer rápidamente empujó al gato fuera de la mesa. De la mesa vecina otra mujer, una turista, que había observado lo ocurrido le dijo sonriendo en inglés con un fuerte acento alemán: “Perdón por entrometerme, pero debemos tener un poco de piedad por los gatos”. La mujer israelí, una sobreviviente del Holocausto, le respondió en perfecto alemán: “Aquí, en este país, nosotros tenemos piedad por los seres humanos…”

(Rab Emanuel Feldman, Tales Out of Jerusalem, Feldheim Publishers).

 

Descubren dos genes clave de la depresión

 

Retratos de ADN

Hasta ahora no se conocían los fundamentos biológicos de la depresión clínica o trastorno depresivo mayor.Las causas genéticas de la depresión han acompañado siempre al ser humano a lo largo de su evolución, sin embargo, hasta ahora se desconocían los fundamentos biológicos exactos de su vertiente más severa: la depresión clínica. Ahora, un equipo de científicos de China, Dinamarca, Alemania, Japón, Arabia Saudita, Reino Unido y Estados Unidos, coordinados por el experto Jonathan Flint de la Universidad de Oxford (Reino Unido) ha conseguido arrojar algo de luz sobre este trastorno mental tan desconocido y a la vez tan frecuente en nuestra sociedad. Investigaciones anteriores ya habían sugerido que la genética tiene un papel importante sobre el riesgo de sufrir depresión, pero a la hora de presentar datos que confirmen esta hipótesis, los resultados han sido bastante infructuosos en la asociación genética-depresión. Sigue leyendo Descubren dos genes clave de la depresión

Alucinógeno llamado psilocibina cura la ansiedad y la depresión. . . . .

Una sola dosis del alucinógeno psilocibina cura la ansiedad y la depresión    La psilocibina es la sustancia activa de los hongos mágicos y  tiene un gran potencial para tratar adicciones y otros problemas psicológicos.

ANSIEDAD

Ya se había demostrado previamente que la psilocibina tiene una efectividad del 80% como tratamiento para dejar de fumar, un 50% más que cualquier otro método conocido hasta la fecha. También se está investigando para aliviar el dolor en pacientes terminales y ahora la Universidad Johns Hopkins de Baltimore ha dado a conocer un nuevo estudio con 79 enfermos de cáncer que ha probado que una sola dosis de psilocibina puede aliviar la depresión y la ansiedad al menos durante seis meses.

En la investigación, los pacientes recibieron una dosis mínima de control y una dosis alta. Los resultados mostraron que seis meses después el 78 % de ellos estaban menos deprimidos de lo que habían estado según una evaluación clínica y el 83 % menos ansiosos. El 65 % se había recuperado casi completamente de la depresión y el 57 % de la ansiedad. Por comparación, los antidepresivos solo han ayudado al 40 % de los pacientes con cáncer, una cifra similar al placebo. Tras seis meses, dos tercios de los enfermos creían que esta experiencia había sido una de las cinco más significativas de su vida y atribuían los beneficios a haber encontrado un significado a la existencia.

Los científicos aún no saben bien cómo produce la psilocibina estos cambios en el cerebro. Quizá no surja de un mecanismo neural propiamente sino que es un beneficio atribuido a un cambio de actitud y significado, como una operación mental. Hará falta repetir estos experimentos con pacientes que no tienen cáncer, pero aunque el nivel de efectividad podría disminuir, es muy probable que la psilocibina supere en efectividad a los antidepresivos, lo cual es una amenaza para las farmacéuticas, ya que esta sustancia provee beneficios con una sola dosis. El problema, según los autores del estudio Jeffrey Lieberman y Daniel Shalev, es que las leyes actuales dificultan la investigación con psilocibina.

Fuente. Julio Otero

Identifican las células de la ansiedad en el cerebro

Un equipo de neurocientíficos del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia y la Universidad de California, San Francisco (EE. UU.) ha logrado identificar las ‘células de la ansiedad’ ubicadas en el hipocampo del cerebro, pudiendo no solo regular la ansiedad y el comportamiento asociado a esta, sino controlarlas mediante luz (optogrnética), al menos, en ratones.

Los hallazgos, hasta ahora demostrados en experimentos con ratones de laboratorio, podrían ofrecer un rayo de esperanza para millones de personas en todo el mundo que experimentan trastornos de ansiedad como la fobia social o el Trastorno Obsesivo compulsivo (TOC), al generar nuevos fármacos que silencian este desasosiego controlando ciertas neuronas.

“Queríamos entender dónde está codificada la información emocional involucrada en la sensación de ansiedad en el cerebro”, comenta el neurocientífico Mazen Kheirbek, coautor del trabajo.

Para averiguarlo, el equipo usó una técnica llamada imagen de calcio, insertando microscopios en miniatura en el cerebro de ratones de laboratorio para registrar la actividad de las células en el hipocampo a medida que los animales se abrían paso alrededor de un recorrido en la jaula. Sin embargo, la jaula del experimento no era una jaula ordinaria. Los científicos construyeron laberintos especiales donde algunos caminos conducían a espacios abiertos y plataformas elevadas, ambientes expuestos que inducen ansiedad en los ratones, debido a la vulnerabilidad creciente a los depredadores. Sigue leyendo Identifican las células de la ansiedad en el cerebro

CUANDO LOS DOMINGOS DUELEN o tristeza del domingo

Amanecer y estar solos, o acompañados por quienes no son los que quisiéramos; estar con uno mismo y los propios dolores; que el tiempo que el trabajo semanal llena se detenga y estiiiiiiire el día interminablemente; el hecho de que no tener obligaciones deje a la vista un vacío con el que no sabemos qué hacer (vacío de hijos, de pareja, de proyectos… de Sentido); o también presencias que nos generan conflictos por resolver!

Muchas personas se balancean en ese columpio: anhelar que llegue el fin de semana, y luego padecerlo cuando acontece. O bien disfrutarlo y, a medida que el sol dominguero se esconde, ver cómo va coagulando gota a gota lo que llega a ser un tsunami de angustia ante otro lunes por afrontar.

Hoy no me sucede, pero me ha sucedido: lo conozco. Y lo he visto padecer a pacientes cuando ejercía como psicóloga clínica: la tristeza del domingo, el vacío que amenaza durante el tiempo libre.

¿Cómo se cura esa desazón? ¿Cuál es la salida de ese túnel recurrente que cada 7 días algunos atraviesan, aunque no lo quieran?

No puedo dar UN remedio, pero sí puedo decir qué hacen las personas a quienes eso les sucedía, y dejó de sucederles (incluyéndome!). Quizás pueda servirte o servirle a alguien que conozcas entre quienes padecen esta situación:

 

Sigue leyendo CUANDO LOS DOMINGOS DUELEN o tristeza del domingo

Mujer asesina a su bebé en presunto ritual satánico

La mujer ya había sido denunciada por su ex pareja el pasado mes de enero, debido a que la mujer no le permitía ver a su hijo, por lo que el hombre temía por la vida del menor.

Ante la denuncia realizada, se abrió la carpeta de investigación y agentes municipales acudieron al domicilio de Leticia, en el Barrio Tlatel, sin embargo no la encontraron.

Fue hasta el pasado 4 de febrero que gracias a una orden de cateo, Elementos de Seguridad irrumpieron en el domicilio de la mujer, donde fueron hallados restos de sangre, objetos utilizados en el supuesto ritual y el cuerpo mutilado del menor.

Fuente,};
El Proceso
México