“Donde falta el agua, no hay más que llamado a la muerte y a la pobreza”,

Según las creencias y tradiciones de la antigüedad china, el agua es un elemento primordial, ya que fundamentalmente es símbolo de fertilidad y prosperidad.
“Donde falta el agua, no hay más que llamado a la muerte y a la pobreza”, dicen quienes adhieren al Feng Shui.
Cuando el agua sigue su curso (en ríos, lagos, canales, arroyos, etc.) el Chi circula y fluye libremente, y se concentran e intensifican los efectos benéficos del Feng Shui.
Para las reglas de este arte, no debe haber habitación alguna en la que falte el elemento agua, al menos unas horas al día; y por otro lado, debe ser siempre fresca y cristalina.
En general, los únicos ambientes de una casa en los que hay canales que brindan agua son el cuarto de baño y la cocina, por eso en los restantes se aconseja colocar un vaso con agua durante las horas en las que hay luz solar.
Es importante que el agua se deseche y se renueve cada día.
PARA LOS AMANTES DE LA AROMATERAPIA
Les sugerimos agregar al agua del vaso unas gotitas de sus esencias preferidas.
Otro elemento fundamental para asegurar el correcto fluir del agua de acuerdo con las reglas del Feng Shui es que las piletas no contengan ángulos rectos (en punta) sino que sus esquinas terminen en ángulos curvos.
OTRA VENTAJA
Además de propiciar el fluir del agua, los ángulos curvos de las piletas impiden la formación de hongos.
Si usted tiene en su casa una pileta con ángulos en punta, “redondee” la superficie con masilla apta para estos fines o con goma.
AUNQUE LE CUESTE CREERLO…
El simple cambio de los “cueritos” de las canillas puede contribuir a que el Feng Shui de una casa sea positivo. ¿Por qué? Porque el agua es un elemento primordial y vital, y si se derrama descuidar la utilidad para la que fue creada no produce otra cosa que, además de un derroche innecesario, un desequilibrio energético que puede traer efectos nocivos.
El libro de FENG-SHUI

Como dejar de repetir la Historia Familiar?

 

Las lealtades invisibles hacen que una persona se mantenga dentro de su sistema familiar, repitiendo la misma historia, generación tras generación. Algunas personas se preguntan; ¿cómo solucionar esta situación en su vida?. ¿Cómo hacer para no terminar sola como el resto de las mujeres de mi familia?. ¿Cómo hacer para no terminar divorciándome?, ¿cómo escapar de las enfermedades familiares?, ¿cómo escapar de la historia familiar?. ¿Cómo parar la repetición de la historia familiar?.
Existe en cada ser humano “la buena conciencia“, es la que hace que cada miembro de la familia gane méritos para pertenecer a la familia, perpetuando el rol que se ha ocupado en la familia (abandono, soledad, divorcio, desamor,etc). Esto lo hace una persona por seguir al “amor ciego”, ese que en su inocencia infantil cree que para ser buen miembro de familia requiere seguir el mismo destino que sus antecesores. La mayoría de las personas están anclado en este tipo de amor.
Por otra parte se encuentra “la mala conciencia”, es aquella que hace que una persona transcienda los límites de su conciencia familiar atreviéndose a hacerlo diferente que los otros y que es producto de un proceso profundo de “individuación”, y que en oportunidades requiere un camino de soledad, pero de comunión con una consciencia más grande que es producto del “amor esclarecido”.
A continuación pequeños pasos que se pueden dar para conectarnos con ese amor esclarecido que nos ayuda a reconocer nuestras propias alas y emprender el vuelo de nuestro ser.
Dejar de estar en contra de tu sistema familiar: cuando críticas o haces juicios de tu familia estás condenándote a repetir su propia historia.
Acepta a todos tal como son: El asentir te otorga la paz del amor, cuando aceptas abres la puerta a la transformación.
Honrar a tus ancestros: Los que vivieron antes que tu hicieron lo mejor que sabían hacer, darte la vida.
Agradece cada día a todos los miembros de tu sistema: No es necesario que corras hacia a ellos a darles un abrazo, el agradecer sincero surge cuando le das un lugar en tu corazón y los reverencias desde el alma.
Camina hacia la Vida con humildad: vive con alegría, ríndete en sus manos, acepta tu destino con amor y valentía.
En las constelaciones Familiares del Espíritu se superarán los límites de las distintas conciencias, pues el espíritu creativo que activa los movimientos de los representantes nos lleva por sobre nuestra conciencia personal a un plano superior, al plano del amor, que no conoce la negativa.
“Quedamos enredados en los destinos de personas que en nuestra familia se perdieron porque fueron olvidadas o excluidas de ella”.
-Bert Hellinger-