TamaraBunke1

Las Mujeres en la Historia. Tamara (Tania) Bunke Bider o Laura Gutiérrez Bauer ?

Tamara (Tania) Bunke Bider o Laura Gutiérrez Bauer

Haydée Tamara Bunke Bider (Tania) (Buenos Aires, Argentina, 19 de noviembre de 1937 – 31 de agosto de 1967),  activista revolucionaria y guerrillera argentina. Su vida fue corta aunque muy activa y su  muerte, se produce  al caer en una emboscada combatiendo codo a codo   bajo el mando de Che Guevara en la selva de Boliviana. Hija de  padre alemán y madre polaca, ambos militantes comunistas. En 1952, Tamara (a quien se la nombra a menudo sólo como Tamara Bunke) emigra junto a sus padres a la República Democrática Alemana, admitida dentro del Partido Socialista Unificado de Alemania en 1955, a los 18 años.

Tiempo después viaja a África y América Latina, por órdenes del servicio de inteligencia de Alemania Oriental (Stasi)  (chisme alimentado en 1960) bajo la excusa de estudios sobre folklore,

En Berlín Oriental estudia en la Facultad de Letras de la Universidad Humboldt,  realizó después el instructorado de tiro deportivo recibiendo  con alegría el triunfo de la Revolución Cubana. Conoce al Che Guevara en 1960, cuando éste viaja a la Alemania Oriental al frente de una delegación comercial del gobierno revolucionario cubano. Vuelve a Cuba en 1961 invitada por el Ballet Nacional de ese país, a través de Alicia Alonso, siendo que dicho viaje no fue inicialmente aceptado por el Ministerio de Seguridad Interior de Alemania Oriental, al considerar a Tamara Bunke como un excelente prospecto de agente para la Stasi (luchas civiles)  lo que no debería desaprovecharse en beneficio de otro país. Bunke insiste en aceptar la invitación, invocando la importancia decisiva de la revolución cubana, por lo cual la jefatura de la Stasi (dirigida entonces por Markus Wolf) no puso más objeciones. El gobierno de Alemania Oriental, no obstante, se desentendió oficialmente de las actividades futuras de Tamara Bunke, aunque mantuvo su membresía del Partido Socialista Unificado de Alemania.

En Cuba estudia periodismo en la Universidad de La Habana y,  al hablar francés, inglés, alemán y español, trabaja en el Ministerio de Educación (MINED), el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y en la dirección nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). En 1963 comienza a entrenarse con el fin de servir en tareas de inteligencia de los servicios de espionaje cubanos época en que comienza a ser conocida como Tania( su nombre de guerra) En Cienfuegos preparó su plan práctico-operativo.

Elegir “Tania”” como nombre de guerra no fue accidental ni caprichoso sino que  fue por Zoya Kosmodemyanskaya, partisana soviética durante la Segunda Guerra Mundial  cuyo nombre en la clandestinidad  también fue Tania.

Tras el entrenamiento por parte del Ministerio del Interior cubano, Tamara Bunke llega a Bolivia en 1964 con órdenes directas del Che Guevara de establecer relaciones con representantes de la clase política y del ejército, con el fin de crear condiciones favorables para la apertura de un futuro frente revolucionario. Con el fin de cumplir esta tarea adoptó la identidad de “Laura Gutiérrez Bauer”. En La Paz se vinculó con los pintores Juan Ortega Leytón y Moisés Chire Barrientos, resultando este último pariente del presidente boliviano. Además, estableció relación con Gonzalo López Muñoz, jefe de la Dirección Nacional de Informaciones de la Presidencia. Su grado de infiltración fue tan alto que trabó amistad con Alfredo Ovando Candía, Ministro de Defensa, y René Barrientos Ortuño, Presidente de Bolivia. Impartió clases particulares de alemán a los hijos de la clase alta local, a fin de relacionarse con sus familiares y obtener información útil para las guerrillas de Guevara, a las cuales apoyaría en cuanto recibiera las órdenes respectivas.

A comienzos de 1966, habiendo sido evaluado su trabajo como exitoso por el gobierno cubano, se le comunicó a Bunke que le había sido concedida la membresía del Partido Comunista de Cuba. Contrajo matrimonio, por otra parte, con Mario Martínez, un estudiante de ingeniería eléctrica, con lo cual obtuvo el pasaporte boliviano y consiguió mayor libertad de movimientos para sus actividades de infiltración.

Bunke fue designada como espía “durmiente”, dedicada sólo a reunir datos mediante la infiltración, esperando alguna orden para recién entrar en acción. Durante su estancia en Bolivia las actividades de Tamara Bunke se concentraron en recoger datos e información que pudieran ser útiles al servicio de espionaje en Cuba y sus jefes nunca proyectaron su participación activa en una guerrilla. No obstante, al saber mediante sus jefes en Cuba que el Che Guevara había llegado a Bolivia para iniciar una lucha de guerrillas, Tamara Bunke se unió al grupo guerrillero para entrar en combate. En un principio el Che Guevara la prefería continuando en sus labores para el espionaje cubano, pero por la insistencia de  Tania Bunke  el Che la integra como combatiente al grupo del comandante Juan Vitalio Acuña Nuñez as “Joaquín”, pero destinada en la práctica a funciones de enfermería e intendencia, lejos de la primera línea de lucha aún cuando ella era una avezada entrenada en el manejo de armas (en Alemania Oriental y en Cuba). Cuando el Che dividió su columna en dos, su fuerza se debilitó (las mismas no volverían a reunirse) y eso forzó a que Tamara fuese incorporada como combatiente pese a que su salud se había quebrantado a causa de las dificultades de la vida en los campamentos guerrilleros y el duro clima tropical. La argentina Tamara Bunke murió en combate, con el fusil en la mano, el 31 de agosto de 1967, durante una emboscada a la que fue guiada junto a su grupo por Honorato Rojas en Vado del Yeso, Puerto Mauricio, en el Río Grande de Bolivia. Sus restos fueron identificados y trasladados a Cuba en 1998, (actualmente en Santa Clara).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *