Soñar es posible, lograrlo También !!!

Soñar le da a la mente y al inconsciente una visión de que… lo que quiero y anhelo vivir, sentir y hacer ES POSIBLE.
 
Normalmente nos pasa que, como no sabemos que es posible (o al menos dudamos de que lo sea) eso hace que no nos lancemos a la piscina de verdad. ¿Para qué me voy a tirar, si a lo mejor no hay agua o hay demasiado poca?
 
La mente necesita ver que eso que deseamos ya es una realidad. Y la manera de hacer esto es empezar a imaginar que mi proyecto, mi sueño, mi idea ya la he puesto en marcha y ya está funcionando. Y que desde ahí, desde esa realidad miramos hacia atrás y “recordamos” el camino que hicimos hasta llegar ahí.
 
¡Así que vamos a recordar el mejor año de nuestra vida, donde todo eso que querías lograr se ha materializado! Te pido que te sumerjas de lleno en este ejercicio porque es potentísimo para la mente. Este ejercicio lo hacen los grandes deportistas, y está demostradísimo que mejora notablemente el rendimiento.
 
Todo deportista de élite aprovecha cada momento de relajación para visualizar que consigue su meta. ¿CÓMO PODRÍAS HACER ESTO TÚ?
 
Una vez vi en un documental cómo un deportista de fórmula uno realizaba esta visualización mientras su fisio le daba un masaje a la vez que le hacía de coach. Mientras el fisio le hacía preguntas, el corredor iba visualizando cómo sobrepasaba a los otros coches, cómo cogía las curvas de la mejor manera posible, cómo los cambios de las ruedas eran perfectos y cómo entraba en la meta. El cerebro experimenta estas visualizaciones como si fueran reales, de manera que las interpreta como posibles, porque de hecho las está viviendo.
 
Siempre que caminamos en una dirección diferente a nuestro objetivo o nos movemos por rutina, por inercia, sin rumbo, nos estamos alejando de nuestra meta.
 
En cambio, siempre que caminamos en la dirección de nuestro sueño (una PEQUEÑA-GRAN ACCIÓN tras otra), si no llegamos justo adonde queremos, seguro que llegaremos al menos hasta un punto cercano.
 
Atrévete. No tengas miedo a decepcionarte porque finalmente no ocurra, porque ya estás sufriendo ahora por no estar donde te gustaría estar (¡!!).
 

Existe el potencial de la decepción, Y TAMBIÉN EL POTENCIAL DE LOGRARLO. ¿En que crees que se enfocan los que lo consiguen?

Soñar es posible !!
Soñar es posible !!